Opinión / 26/10/2018

La mejora del mercado laboral no llega a todos

Publicado por: Míriam Feu

El paro baja en Cataluña según la última Enquesta de Población Activa (EPA), ¿pero es positivo este dato? ¿Qué lleva escondido este descenso en la tasa de desempleo? Analizamos los datos para extraer conclusiones.

Una mirada a los datos: Disminuye el paro…

403.700 parados, un 15,1% menos que el tercer trimestre de 2017 (la tasa de paro se sitúa en el 10,6%, el registro más bajo desde el inicio de la crisis) y 3.393.900 ocupados, un 2,3% más que el tercer trimestre de 2017.

 

taxa atur oficial - EPA 3r trimestre - anàlisi càritas barcelona

…pero aumenta la precariedad en comparación con antes de la crisis

Porque el subempleo aumenta: 49% de las personas con jornada parcial querrían trabajar más horas (cuando en 2008 eran el 21%)
Porque la temporalidad no disminuye: el 23% de los asalariados tiene un contrato temporal
45,3% de los parados hace más de un año que no encuentra trabajo
96.200 hogares sin ingresos
219.300 personas con jornada parcial que querrían trabajar más horas y no encuentran trabajo
32.000 personas que ya no buscan trabajo porque piensan que no la encontrarán
La tasa de desempleo subiría del 10,6% hasta el 18,3% si tuviéramos en cuenta las personas que quieren trabajar más horas y las que se han cansado de buscar empleo

Análisis de los datos

En general, los datos de este tercer trimestre muestran que la situación laboral en Cataluña está mejorando para muchas personas. Por tanto, la valoración es positiva, si bien, la mejora está produciéndose a un ritmo muy lento, y la precariedad laboral sigue para muchas personas.

  • Aumenta el empleo un 2,3% en comparación con el mismo trimestre del año pasado (se desacelera desde el 3,3% registrado en el primer trimestre y el 2,7% del segundo). Hay 3,4 millones de ocupados. En comparación con los momentos más difíciles de la crisis (2013) hay 450 miles más de ocupados.
  • El número de parados se sitúa en 403,7 miles, con una caída de 71,9 miles respecto al mismo trimestre del año pasado. En comparación con los peores momentos de la crisis (2013), el paro se ha reducido prácticamente a la mitad.
  • La tasa de paro en Cataluña se reduce hasta el 10,6% (desde máximos del 24% en el periodo álgido de la crisis), si bien todavía se encuentra por encima de los niveles anteriores a la crisis (en torno al 6%) . Por sexos, la tasa de paro femenina se sitúa en el 10,8%. Por edades, disminuyen todos los tramos. La tasa de paro de los jóvenes de 16 a 19 años es del 39,5%, la de 20 a 24 años es del 22,7%, la de 25-54 años del 9,3% y la de más de 55 años del 9,1%.

¿Qué significan estos datos?

Si bien hay una mejora del mercado laboral, hay que tener en cuenta la situación de las personas más vulnerables, que siguen viviendo situaciones de precariedad:

  • Los parados de larga duración (más de un año) son 182,8 miles de personas, el 45,3% del total de parados. De estos, hay 115,5 miles que hace más de 2 años que no encuentran trabajo.

aturats de llarga durada - EPA 3r trimestre - anàlisi càritas barcelonaaturats segons temps d'atur - EPA 3r trimestre - anàlisi càritas barcelona

  • Los hogares sin ingresos se sitúan en 96.200, el 3,2% del total de hogares catalanes. En comparación con el mismo trimestre del año anterior ha crecido desde el 3%.

llars sense ingressos - EPA 3r trimestre - anàlisi càritas barcelona

  • El nivel de subempleo es muy elevado: hay 219 mil de personas con jornada parcial involuntaria, es decir, que querrían trabajar más horas y no encuentran trabajo. Hay 32 mil personas “desanimadas”, es decir, que ya no buscan trabajo porque piensan que no la encontrarán.
  • Las situaciones de vulnerabilidad incluyen no sólo a las personas que no tienen trabajo, sino también a las que se encuentran en situación de precariedad laboral. Si ampliamos la mirada desde esta perspectiva y consideramos a las personas que no tienen trabajo y también a las que se encuentran en situación de precariedad laboral, la tasa de desempleo “ampliada” sería del 18% y no del 11%.

¿Qué pedimos?

Las situaciones de precariedad severa (entendida como el subempleo -personas que querrían trabajar más horas y no encuentran trabajo- y la muy corta duración de los contratos temporales) son el principal motivo de pobreza laboral. Por tanto, las medidas que vayan encaminadas a la reducción de la precariedad laboral serán claves para acabar con los trabajadores pobres. Enumeramos estas:

  • Potenciar el empleo de los colectivos específicamente afectados por la precariedad y la pobreza (jóvenes, personas con baja formación, migrantes, mujeres).
  • Garantizar el empadronamiento, evitar la irregularidad sobrevenida en el caso de las personas migrantes.
  • Revisar las contrataciones temporales de corta duración y mirar si se ajustan al puesto de trabajo.
  • Reforma de las prestaciones.
  • Nueva reforma laboral, con un mayor equilibrio entre los derechos de los trabajadores y de las empresas.

 

Ha un donativo

Economista. Responsable del departamento de Análisis Social e Incidencia de Cáritas Diocesana de Barcelona.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons