Opinión / 30/01/2018

Podemos permitirnos un salario mínimo digno

Publicado por: Fernando Díaz

En Cáritas, el 16% de los casos son personas que, pese a trabajar, permanecen en situación de pobreza, y el 84% restantes, no tienen trabajo. Proponemos un incremento del Salario Mínimo Interprofesional de 1.000 €

Que la realidad del trabajo ha cambiado, es evidente. Todo el mundo ha podido ver cómo las condiciones en que se trabajaba hace una década, ahora son muy diferentes. Desgraciadamente, hablamos de cambios a peor. La tendencia en las condiciones laborales de estos últimos 10 años ha sido la precarización. Las personas que atiende Cáritas y, nos cuentan sus condiciones laborales, son muy claras. No hay trabajo digno, hay trabajo precario.

salario-mínimo-interprofesional-salario-digno-precariedad-laboral-pobreza
Foto: Mingo Venero

La precariedad está compuesta por muchos elementos, como la temporalidad, la parcialidad o la inseguridad. Pero hay un elemento de la precariedad que deviene central, que tiene un impacto muy grande en la vida de las personas y puede arrastrar la pérdida de otros derechos fundamentales para vivir con dignidad. Este elemento es el salario.

Vidas precarias

“¿Por qué trabajas tanto y nunca tienes dinero?”. Esta es una de las preguntas a las que se enfrenta una persona atendida por Cáritas. Lo explica el informe Vidas precarias, sobre las consecuencias de la precariedad. El fenómeno de las personas trabajadoras pobres no es anecdótico, sino que se está convirtiendo en norma. En Cáritas, el 16% de las personas atendidas son personas que, a pesar de trabajar, no pueden salir de la situación de pobreza y el 84% de las personas restantes no tienen trabajo.

En España, ya son el 12% de las personas que trabajan las que sufren situaciones de pobreza económica. En este contexto, podemos afirmar que el trabajo ya no es la puerta de acceso al bienestar que fue durante tantas décadas.

En el informe Vidas precarias, Cáritas propone un incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.000 € al mes. Esta cifra no es aleatoria, ya que refleja tanto el acuerdo del Parlamento de Cataluña durante el pleno sobre emergencia social, como el criterio del Consejo de Europa para desplegar la Carta Social Europea, el cual afirma que el SMI debe llegar al 60% del salario medio.

El SMI en España

Actualmente, el SMI en España es de 735 euros. Esta cifra fue acordada por parte del Gobierno central y los agentes sociales durante diciembre de 2017. Al mismo acuerdo, se estableció una subida del SMI para el año 2020 de 850 euros, aunque se condicionó a la evolución positiva de determinados indicadores económicos. Estas dos cifras, como vemos, están muy lejos de lo que socialmente es necesario para combatir la pobreza en el trabajo.

Podemos permitirnos un SMI mejor. Nuestro SMI actual está al mismo nivel del de países como Eslovenia o Malta, los que tienen una renta per cápita de 90 veces más pequeña que la del Estado Español. Tenemos margen, pues, para mejorar el SMI. Es técnicamente posible y políticamente deseable. Y es un reto que, como sociedad, no podemos abandonar.

estadística-salario-mínimo-españa-salario-digno

Ha un donativo

Politólogo. Técnico del departamento de análisis social e incidencia.

2 comentarios

  1. La situación esta complicada, más con la presión de las empresas sobre el gobierno. Se les va el $$ si piensan en su gente. Hay siempre el problema. Yo cuando busqué empleo use una página llamada https://es.gowork.com/ donde la gente comenta sobre sus empleos y empleadores, y sirve mucho para encontrar de forma individual trabajo. Si no quien sabe en que explotación estaría.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons