Opinión / 13/05/2019

¿Hacia dónde va el mercado laboral?

Publicado por: Gregori Cascante

Es imprescindible hacer una reflexión sobre las grandes tendencias sociolaborales del mundo que nos engloba

CARITAS_FORMACION E INSERCION LABORAL_Mingo Venero
Foto: Mingo Venero

¿Qué nos depara el futuro? Es una pregunta difícil de responder aunque la dinámica económica actual ya deja entrever algunas perspectivas que, seguramente, afectarán en el ámbito sociolaboral:

  1. Disrupción tecnológica. Básicamente, esto ocurre gracias al mundo digital y a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y, aunque afecta a aspectos de la vida cotidiana, lo hace en mayor medida en el ámbito sociolaboral. Son muy revolucionarias pero hay la hipótesis de que su impacto aún no lo hemos vivido de una manera intensa. Para decirlo de manera más contundente, los avances tecnológicos están pero su impacto en nuestro día a día todavía no se ha manifestado nítidamente. Pasará en los próximos 10 o 15 años.
  2. Globalización. Esta tendencia no es nueva, ya se ha producido en muchos momentos históricos. La novedad, sin embargo, radica en la combinación de esta globalización con las TIC, ya que la hace ser más contundente y extensiva. En un mundo globalizado, es fácil comunicarse desde el punto de vista de los datos y los costes del desplazamiento físico -ya sea de materias o de personas- se reducen drásticamente. El transporte se ha convertido en un low cost cuando antes era una barrera muy importante.

¿Qué significan estas tendencias? ¿Qué impacto tienen en la vida de las personas?

  • Disminución de la producción industrial: China y la India se han convertido en las grandes fábricas del mundo. Con su industria, la competitividad aumenta y hace bajar la producción industrial en otros países.
  • Progresiva desaparición del empleo: Reducción de todas aquellas actividades que tienen una cierta rutina, sin confundirlas con actividades de más o menos valor añadido. En este sentido, la disrupción tecnológica afecta poco a los trabajos bien pagados o a los poco pagados pero sí a la franja intermedia.
  • Estancamiento de ingresos de una parte de la población: En los últimos 20 años, el 57% más pobre del mundo ha tenido un crecimiento de rentas bastante extraordinario, entre el 20% y el 80%. Los ricos también han subido sus rentas mientras que la clase media se ha estancado a nivel de ingresos. Más concretamente, en Europa, los empleos de salarios altos y bajos han crecido mientras que los de salarios medios han descendido.
  • Concentración de ingresos en superestrellas: Se ejemplifica con el mundo futbolístico. Las grandes estrellas tienen sueldos muy elevados gracias a la globalización. Pero no son únicamente personas, también hay empresas. Estos ingresos tan elevados no son irracionales desde el punto de vista de la lógica o el mercado pero éticamente sí son questionables.
  • Desaparición de las bases tributarias: ¿Desde dónde se hacen las ventas? ¿Desde dónde nos las facturan? Seguramente, desde paraísos fiscales. No hay grandes elementos de corrección porque diseñar un buen sistema fiscal es extraordinariamente difícil y porque la competencia fiscal es muy grande entre países.

Todos estos elementos marcarán el futuro y afectarán a la economía mundial. Y estos cambios macroeconómicos acabarán impactando también en nuestros mercados más locales y, en consecuencia, en los puestos de trabajo que se deriven de ellos. De hecho, comienza a aparecer la posibilidad, en los países avanzados, que en un plazo de 30 a 50 años el empleo no sea el elemento central de nuestra organización de manera que una parte importante de la producción estará hecha por máquinas. Aquí hay un conjunto de impactos brutal que todavía no sabemos dónde nos llevará.

 

*Texto extraído de la última sesión de la Escuela de Formación del Voluntariado ‘Buscar y encontrar trabajo en el contexto socioeconómico actual’. Para ver la charla completa, puedes hacer clic aquí.

Ha un donativo

Director general de Daleph y consejero delegado de Ingeus

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons