Personas mayores / 12/01/2022

El edadismo: Un fenómeno oculto, pero creciente

Publicado por: Jordi Julià Sala-Bellsolell

La primera sesión de 2022 de los Dilluns dels Drets Humans aborda la discriminación que sufren las personas mayores por razón de edad

A pesar de la sexta ola de la COVID-19, más de 40 personas siguieron de forma presencial o telemática la primera sesión del año de los Dilluns dels Drets Humans. Moderada por la periodista Milagros Pérez Oliva, la sesión contó con la participación de Montse Celdrán, psicogerontóloga y miembro del grupo de investigación en envejecimiento de la Universidad de Barcelona, ​​y con Jordi Muñoz, abogado y presidente de la Comisión de los Derechos de las Personas Mayores del ICAB.

La moderadora inició su intervención explicando que el edadismo es un fenómeno reciente, poco conocido, pero que tiene un impacto creciente en las personas mayores. “En épocas anteriores, la edad era sinónimo de experiencia, autoridad y respeto. A partir del surgimiento de la sociedad industrial, el conocimiento pasa a depender, en buena parte, del uso que sepas hacer de las nuevas tecnologías, cosa que termina excluyendo a una parte de la población, sobre todo a las personas mayores”. La periodista dividió el período vital de una persona en tres etapas: Una primera etapa que engloba a las personas menores de 30 años, y que está marcada por la formación constante y por la obtención de nuevas experiencias vitales. Una segunda que va hasta los 60, y que se caracteriza por su dedicación a la vida laboral. Finalmente, una tercera etapa que va de los 60 hacia adelante, y que engloba todo lo que tiene que ver con la jubilación y hacerse mayor. “Este último tercio de nuestra vida queda discriminado. Que nuestra sociedad tenga un alto índice de esperanza de vida debería valorarse como una victoria, pero muchas veces se vende como una catástrofe”.

Por su parte, la psicogerontóloga Montse Celdrán destacó que el edadismo está caracterizado por una serie de estereotipos, sentimientos y conductas. “Cuando hablamos de personas mayores nos vienen a la cabeza una serie de tópicos, como son que las personas mayores no escuchan bien, que van despacio o que no entienden las cosas. Cada persona es distinta, y no podemos ponerlas a todos en un mismo saco”. Para la psicogerontóloga, la sociedad actual tiene miedo a envejecer, y advirtió que la manera en que tratamos a las personas mayores de ahora es cómo posiblemente nos tratarán a nosotros cuando seamos mayores. «El edadismo tiene consecuencias en la autonomía y la independencia de la persona, y estas limitaciones pueden acabar afectando al bienestar de los mayores». Asimismo, hizo una apuesta por las políticas intergeneracionales, ya que cuando juntas a jóvenes y mayores, se producen sinergias que benefician a ambos grupos. Por último, Celdrán alertó de que la pandemia ha sido un factor de aislamiento de la gente mayor, y que la soledad o incomunicación que muchas veces sufren hace que el maltrato físico o psicológico que reciben quede oculto.

Seguidamente, el abogado Jordi Muñoz explicó que el edadismo es la tercera causa de discriminación en el mundo, pero que desgraciadamente no existen movilizaciones ni protestas que cuestionen esta situación. Para Muñoz, a la sociedad no le gusta hacerse mayor, y buena prueba de ello es que solo en un 3% de los anuncios publicitarios aparecen personas mayores, cuando representan al 19% de la población. También recordó que las personas de edad más avanzada fueron las principales víctimas de la COVID-19, ya que un 25% de los fallecidos han sido de personas que viven en residencias. El abogado concluyó su intervención recordando que desde que somos pequeños recibimos inputs negativos respecto a las personas mayores, y que se necesitan políticas inclusivas que puedan corregir estos déficits hacia la tercera edad.

Ha un donativo

Politólogo especializado en Comunicación Política y Social. Trabajando para sensibilizar y denunciar desde el Área de Comunicación y Relaciones Institucionales de Cáritas Diocesana de Barcelona. Dando voz a las personas vulnerables podremos construir una sociedad más justa.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons