Institucional / 16/09/2020

Muere Núria Gispert, directora de Cáritas Diocesana de Barcelona entre 1998 y 2004

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

«La Cáritas de hoy no se entendería sin su convicción para poner a la persona en el centro. Su legado forma parte de Cáritas», ha indicado el director de Cáritas Diocesana de Barcelona, ​​Salvador Busquets

A los 84 años, nos ha dejado Núria Gispert. Núria Gispert y Feliu (Barcelona 1936) fue directora de Cáritas Diocesana de Barcelona entre los años 1998 y 2004, y también fue presidenta de Cáritas Española entre 2002 y 2004. Persona vinculada al activismo social y cristiano, Gispert comenzó su dedicación social a los 14 años, haciendo voluntariado en Can Tunis. Posteriormente, trasladó su vocación social en el mundo de la política.

Durante su mandato como directora de Cáritas Diocesana de Barcelona impulsó el proyecto Alcántara, el primer centro para menores no acompañados de la entidad. Asimismo, potenció la labor de Cáritas en favor de las mujeres maltratadas, iniciando una residencia para mujeres que sufrían violencia de género. Finalmente, trabajó para la defensa de los derechos de las personas migrantes que promovían las cerradas de 2001 en la Església del Pi.

Por otra parte, promovió Empreses amb Cor, un proyecto pionero que agrupa a todas aquellas empresas y fundaciones que ayudan a Cáritas, ya sea por medio de donativos económicos o con productos de primera necesidad.

Gispert siempre trabajó con la convicción de que la solidaridad no debía confundirse con la caridad, ya que según ella había que trabajar para promocionar las personas. «No se trata solo de paliar las necesidades básicas de las personas más desfavorecidas, sino de luchar contra las desigualdades y las injusticias que las causan. Se trata de mejorar las leyes y las situaciones para mejorar la vida de los colectivos más vulnerables. Hay que sentirse responsable del otro y de su situación. Solo poniéndonos en la piel del otro podremos entender las dificultades en que se encuentra», decía Gispert en la entrevista que Cáritas Barcelona le hizo el año pasado con motivo del 75 aniversario de la entidad. Para Gispert, los cristianos tenían que salir a la calle, de las iglesias, y trabajar para recuperar la esencia de la Iglesia y ayudar a los excluidos.

El actual delegado episcopal, Mn. Josep Matías, y Salvador Busquets, director de Cáritas Diocesana de Barcelona, ​​han querido tener un recuerdo para la familia de Gispert, y han afirmado que la Cáritas de hoy no se entendería sin la convicción de Gispert de poner a la persona en el centro: «su legado forma parte de Cáritas», ha indicado el director de Cáritas Barcelona.

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons