Institucional / 27/02/2015

7 de cada 10 catalanes están afectados por algún indicador de exclusión social, según el informe Foessa en Cataluña

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

El informe sobre exclusión y desarrollo social en Cataluña, presentado ayer jueves en la sede de Cáritas Cataluña, puso sobre la mesa que la crisis económica sufrida en los últimos años ha dejado secuelas en la sociedad catalana. Según el informe Foessa en Cataluña, sólo el 33% de la población catalana está en situación de inclusión plena, es decir, que el 67% se ve afectada por algún indicador de pobreza y exclusión (7 de cada 10 personas), que supone un total de 1.800.000 personas. Además, hay un 9% de catalanes que están en situación de exclusión severa (680.000 personas).

El Cardenal arzobispo de Barcelona, Mons. Lluís Martínez Sistach, fue el encargado de presentar los datos más relevantes del estudio y destacó que “aunque no sabemos si la crisis ha pasado, sabemos que las consecuencias de la crisis las siguen sufriendo muchas familias”. En este sentido, el cardenal destacó que “Cataluña registra un riesgo a la pobreza inferior al resto de España, aunque afecta al 20% de la población”.

En este sentido, pero, se puso de manifiesto la importancia que ha tenido durante la crisis la red social cercana “que es extensa y plural: ¿qué hubiese pasado durante la crisis sin la familia?, ¿Sin las amistades y las instituciones?”, se preguntó el cardenal Sistach.

Otro dato relevante del informe es que el 15% de las personas que trabajan en Cataluña son pobres, y cada vez se ve de forma más clara como el trabajo ya no protege contra el riesgo de pobreza. Además, Cataluña lidera el ranquin de autonomías donde más viviendas se han perdido con la crisis. Con todo este contexto, se constata el aumento de la desigualdad en la sociedad catalana a raíz de la crisis.

Delante el agotamiento del modelo, Cáritas propone un cambio de paradigma y pasar de una economía de bienes materias a una economía de bienes relacionales. En la presentación del informe participaron Francisco Lorenzo, jefe de Estudios de Cáritas Española y responsable del Informe Foessa, que destacó el agotamiento del modelo actual y pidió a los líderes políticos que actúen: “Aquello que la crisis ha destruido o se hacen políticas concretas para recuperarlo o se fijará en la estructura”. Àngel Beluznegui, director de la cátedra de inserción social de la URV, que fue contundente al afirmar que “la sociedad catalana con la crisis se ha empobrecido de manera importante”, y Carme Borbonès, presidenta de Cáritas Catalunya.

Para consultar el informe Foessa en versión PDF pulse aquí

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons