Formación e inserción laboral / 29/10/2015

La FIT: una segunda oportunidad

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

La Fundación Formació i Treball, vinculada a Cáritas, hace de puente con el mundo laboral: 140 personas en situación de fragilidad han encontrado trabajo después de pasar por diferentes talleres de inserción y por cursos que la entidad tiene

“En la vida, todo el mundo merece una segunda oportunidad”. Albert Alberich, director de la Fundación Formació i Treball (FIT), quiere transmitir con estas palabras la importancia de estar al lado de las personas y creer en ellas cuando éstas sienten que todas las puertas se cierran. Cerca de 140 personas que sufrían situaciones de exclusión han podido seguir vinculadas al mundo laboral gracias a la oportunidad que les ha ofrecido la FIT a través de sus talleres de inserción, el puente que posteriormente los vuelve a conectar con el mercado laboral. El hecho de vivir situaciones complejas como por ejemplo no tener papeles, haber sufrido violencia de género, o haber trabajado en sectores como el de la construcción que actualmente ja no generan tantos puestos de trabajo, ha llevado a las personas que las viven a estar expuestas a la vulnerabilidad y la fragilidad. Desde la FIT se les ofrece la posibilidad de entrar a trabajar en sus tiendas de ropa y de muebles de segunda mano, en la recogida de estos materiales, en la escuela-restaurante D’INS, en el servicio de limpieza, en la lavandería industrial o bien en el Bici Park, un aparcamiento vigilado para bicis que también ofrece la posibilidad de organizar rutas turísticas por la ciudad (una de ellas es por la Barcelona modernista, a cargo de las mismas personas usuarias).

Y es que no perder el hilo con el mundo laboral gracias a estos talleres es clave: el 50% de las personas que están en la empresa de inserción de la FIT posteriormente encuentran trabajo en el mercado laboral.

Este logro también se debe a la apuesta que la Fundación hace por la formación, que se concreta en cursos de camareros de sala, auxiliar de cocina, carnicería, pescadería, camarero de pisos, limpieza, auxiliar de ventas y auxiliar de almacén.

La tienda de ropa de segunda mano de la sede de la FIT, en la calle Ramon Llull. Esta tienda forma parte del Programa de Entrega Social de la Fundación, que gestiona y dignifica el abastecimiento de ropa, muebles y equipamientos del hogar para familias con pocos recursos derivadas por diferentes servicios sociales (Cáritas, Ayuntamientos y otras entidades).

 

Daniel Granados, de Honduras, ejemplifica muy bien cómo con la ayuda de entidades como la FIT y con el compromiso y la perseverancia, la persona puede alzar el vuelo y encontrar oportunidades: “Empecé haciendo cursos de catalán y de cocina, y ahora me han contratado, he encontrado trabajo”. Daniel ha conseguido colocarse en una conocida cadena de restaurantes de comida italiana en Barcelona, y explica cómo esta experiencia le ha cambiado la vida: “Ahora siento que aporto en casa. Soy más maduro como persona y he crecido también espiritualmente”. 

Ana María Soto, gracias a su paso por la FIT ahora se encuentra en una situación muy diferente a la de años atrás, en 2006, cuando llegó a España: “No hay color: he pasado de estar muy y muy abajo a estar arriba”. Al llegar aquí trabajó cuidando a personas mayores y a niños, y ahora, con el curso de pescadería ve más posibilidades laborales. “Era necesario que me formara ya que por mi edad (tiene sesenta) ya es muy difícil que se me abran puertas”, explica. 

Y es que la FIT es un regalo, una bendición para muchas personas que habían perdido la esperanza de encontrar su lugar y de tener la oportunidad de conseguir trabajo. La Fundación ayuda a personas rotas pero, sobre todo, contribuye a recuperar sueños y la esperanza. Este también es el caso de Moshab El Ouadi (marroquí de 38 años), que después de haber vivido mucho tiempo en una situación administrativa irregular y sin albergar la esperanza de conseguir ninguna oferta de trabajo que le permitiera regularizar su situación la FIT lo contrató en el restaurante-cafetería D’INS.

Estas tres historias dan vida al concepto “segunda oportunidad” una consigna firme dentro del sector social que construye el horizonte de todas las personas que velan, cada día, para que todo el mundo tenga una vida digna y próspera. El trabajo es clave para saborear la segunda oportunidad pero lo es más el convencimiento de que alguien vuelve a creer en ti, que te recuerda que siempre has estado y eres merecedor de una vida plena. 

Más de 100 personas comen cada día, de lunes a viernes, en elrestaurante D’INS, que llevan personas atendidas por la FIT y que ya es todo un referente en la zona. Otro de los servicios de D’INS es el de cáterin.

Para más información sobre la FIT: www.formacioitreball.org 

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons