Familia e infancia / 26/03/2015

Tejiendo vínculos, construyendo futuro

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

Cáritas tiene en funcionamiento un centro de soporte materno infantil en Badalona des de hace más de 20 años, pero su capacidad hace tiempo que es insuficiente para la demanda de este servicio, por este motivo, se decidió abrir otro. De aquí nació el Matern de Montserrat, que trae en funcionamiento dos cursos. Este centro se encuentra en la calle de Cuba, en el barrio del Sant Crist, una de las zonas más deprimidas de la ciudad, que se ha ido degradando para sus carencias, el soporte insuficiente de las administraciones, pero también por su antigüedad. Actualmente mantiene un importante número de población nacida en España (85%). Son hijos de la inMigraciónn interior de los años cincuenta y sesenta (sobre todo de Aragón y de Galicia, pero también de las dos Castillas).

El soporte materno infantil es un recurso pensado para fortalecer los vínculos afectivos y familiares, sobre todo entre la madre y el crio, con la ayuda de una educadora y de una trabajadora familiar. Se trabajan las relaciones afectivas, la socialización, las rutinas y los límites, la comunicación, el papel de juego y la estimulación, pero también la higiene y la alimentación. Los objetivos de este proyecto confluyen a la perfección con el repto que supone mejorar las oportunidades y promover la inclusión de niños afectados por la pobreza que tiene en Programa ProInfància de la Fundació Bancària “la Caixa”. Por eso el programa colabora en el soporte que presta el soporte materno infantil, la atención psicoterapéutica grupal de niños y familias y el soporte a la adquisición de alimentos de bebés y higiene infantil. Finalmente, gracias a la implicación del cura y del voluntariado de la parroquia de Montserrat lo hicieron realidad.

El curso pasado se atendió a 18 madres y 19 niños y niñas. Ahora mismo, hay seis o siete madres –de entre 21 y 35 años-, con sus siete críos (con edades que van de los 2 meses a los dos años). La mayoría son autóctonas, aunque también hay que han venido de otros lugares (concretamente de Romania, Marruecos y Colombia. Como dice Elisabeth –que es su educadora- “no hay un modelo de madre, lo que pretendemos es que cada una encuentre el suyo, que saque lo mejor de ella misma para dárselo a su hijo o hija”. Funciona cada mañana, de diez a una. En este tiempo, las madres bañan a las criaturas, desayunan juntos, cada semana hay una madre que se encarga de hacer la comida de todos los niños y aún queda espacio para jugar, cantar y celebrar. “Las madres saben lo que vienen a hacer –explica Elisabeth- pero no acaban de ser consciente del abasto de este servicio. Les cuesta que se les diga cómo mejorar, hay que tener mucha mano izquierda para trabajas las reacciones y las afecciones, es un aprendizaje diario”.

Además de las profesionales que cada día acompañan a las madres y a los pequeños  y de la trabajadora social, que hace el seguimiento de la familia, el recurso cuenta con el soporte de una psicóloga que es la encargada de velar para la salud relacional de la familia. I es aquí donde entra en juego el subprograma de atención psicoterapéutica grupal del ProInfància. Se da soporte psicosocial, psicológico y psicoterapéutico a los niños y niñas y a las madres y padres para que desarrollen competencias y recursos para construir vínculos familiares positivos. Se trabajan los hábitos y las conductas que pueden tener riesgo para la salud emocional, las relaciones familiares y sociales, la resiliencia de pequeños y adultos…

Toda esta tarea, que complementa el trabajo socioeducativo cotidiano, se hace en talleres, en grupos de entre ocho y diez madres y ocho y diez criaturas, en las cuales, durante dos horas, realizan actividades y dinámicas pensada para mejorar las habilidades relacionales, emocionales y cognitivas y motrices, focalizando las familias como un eje de integración social. Las madres van tejiendo, día a día, una red de ayuda mutua y con la comunidad, que les da seguridad y confianza en la crianza, un modelo de vida que esperemos que apliquen también cuando, dentro de dos años como máximo, dejen el centro para hacer una vida completamente autónoma.

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons