Voluntariado / 22/01/2016

El Ciclo de reflexiones en torno al voluntariado inicia el 2016 con una charla sobre la mirada de Cáritas en relación a la pobreza infantil

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

El Ciclo de reflexiones en torno al voluntariado comenzó en 2016 tratando el tema de la pobreza infantil y la mirada que tiene Cáritas en relación a la misma. Para explicarlo se contó con la participación de Marta Caramés, pedagoga y educadora social, responsable del Proyecto PAIDOS de Cáritas de prevención de la pobreza infantil.

Para empezar la charla, que llevaba por título ¿De qué hablamos cuando hablamos de pobreza infantil?, expuso algunos datos recientes sobre el incremento de la desigualdad en el mundo para contextualizar en qué momento nos encontramos. Entre los datos que dio, y que no dejaron indiferentes a los más de los 70 asistentes, había estas: 62 personas tienen la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres del planeta; desde el año 2000 la mitad más pobre de la población mundial sólo ha recibido el 1% del incremento de la riqueza mundial; 3 dólares es todo lo que han crecido los ingresos medios anuales del 10% más pobre de la población mundial en 20 años. Marta Caramés utilizó estos datos para compartir una reflexión del dibujante polaco Jacek Wozniak que ofrece una mirada diferente hacia la pobreza, al decir que: «El problema no es la pobreza, es la riqueza».

Teniendo como punto de partida esta idea, Caramés expuso cuál es la mirada de Cáritas: «Desde Cáritas trabajamos desde la acción de denuncia de la injusticia social y desde el acompañamiento y la acogida, y esa mirada compleja en relación a la comprensión amplia de la pobreza nos ayuda a desarrollar proyectos de atención integral y comunitaria, ya que las consecuencias de la pobreza recaen en algunos, los más vulnerables, pero la responsabilidad o el origen de las situaciones de pobreza tienen que ver con la acumulación de riqueza». Los más vulnerables ante esta situación son los niños, que se ven afectados por las situaciones de pobreza que viven sus familias y es por eso por lo que «No debemos hablar de niños pobres, sino de familias en situación de pobreza», afirmó Caramés.

Seguidamente, expuso los servicios y proyectos del Programa de Familia e infancia de Cáritas con los que apoya a familias que viven situaciones de precariedad y vulnerabilidad:

– 5 servicios de ayuda al hogar
– 2 casas de acogida
– 3 centros abiertos para niños y adolescentes
– 9 centreos materno infantiles
– 2 centros de ocio
– 18 refuerzos educativos
– 3 casales de adolescentes y jóvenes
– 6 centros Paidós

Entre los proyectos se encuentran los 6 centros Paidós (siutados en la Barceloneta, Hospitalet, Sant Adrià de Besós, Roquetes, Santa Coloma y Puerta), en los que se acompaña diariamente a las familias de forma integrada e integral en los diferentes aspectos de la vida familiar: crianza de los pequeños y sus hermanos, temas escolares, formación de los padres y madres, búsqueda de vivienda, salud, etc. El proyecto Paidós se puso en marcha en septiembre de 2012, con el objetivo de ofrecer un apoyo más integral a familias, con niños de 0 a 6 años, que vivían un momento vulnerable y buscaban una mejora en su situación.

Los Paidós son como casas de familias en las que se desarrollan actividades cotidianas que forman parte del día a día. Y como en todas las casas, la cocina es uno de los espacios centrales de relación, y los viernes se llenan de movimiento y vida para que se organizan comidas con todas las familias que participan en el proyecto. Algunos días, después de la comida, se celebran asambleas para compartir temas que les interesan y preocupan.

Los profesionales que trabajan desarrollan su labor desde el vínculo y la confianza con las familias, porque haciéndolo de esta manera entienden mejor las situaciones que viven los progenitores y pueden hacer un acompañamiento adaptado a las necesidades de cada núcleo familiar. Cuando las madres y los padres se sienten acompañados y escuchados, son más capaces de empezar a trabajar en la mejora de su situación.

«El Proyecto Paidós es un espacio de cuidado, de respeto mutuo, donde todas las personas que forman parte (familias y trabajadores) se cuidan entre ellas. Es desde esta forma de mirar y cuidar el otro que personas que habían sido muchos años en una situación estancada recuperan la ilusión y encuentran fuerzas para empezar a avanzar», explicó Marta Caramés. Esta mirada ilusionada cerró una charla que fue seguida con mucho interés por todos los asistentes.

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons