Sin hogar y vivienda / 30/11/2021

La XAPSLL denuncia los obstáculos que las personas en situación de sinhogar encuentran para acceder a derechos fundamentales

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

Después de casi dos años marcados por la pandemia, las entidades que conforman la Xarxa d’Atenció a Persones Sense Llar de Barcelona (XAPSLL) han vuelto a reunirse en la Plaza Sant Jaume de Barcelona. Unas sesenta personas se han concentrado este miércoles para denunciar las continuadas dificultades que tienen las personas en situación de sinhogar para acceder a una vida digna.

 

Bajo el lema “¿Sin salida? Perdidos en un sistema de protección social que no protege”, la XAPSLL ha puesto sobre la mesa todas las dificultades que una persona en situación de sinhogar puede encontrarse para ver garantizados sus derechos. Para hacerlo visible, se han montado una serie de vallas de atletismo, emulando una carrera de obstáculos. Cada una de las vallas representaba algún derecho que las personas en situación de sinhogar ven vulnerado a lo largo de su vida.

 

La falta de plazas residenciales para personas en situación de sinhogar, unas condiciones de vivienda no dignas, la estigmatización o discriminación constante que sufre el colectivo, la falta de estudios, formación y oportunidades educativas, las dificultades para obtener la documentación y la casi imposibilidad de encontrar un trabajo son algunas de las barreras que se han querido poner de manifiesto con la acción.

 

 

Las entidades han advertido que no puede obviarse el impacto que ha supuesto la irrupción de la COVID-19 en las vidas de las personas más vulnerables y excluidas. Los factores de exclusión social y residencial previos a la pandemia, lejos de corregirse, se han multiplicado y ahora se encarnan con mayor intensidad. En un escenario de retracción y contención, de miedo y de desconfianza, las situaciones de aislamiento se han agravado y los sistemas de protección social debilitado, dejando a las personas que más lo necesitan muy desprotegidas.

 

Fina Contreras, responsable del programa de sinhogar y vivienda de Cáritas Diocesana de Barcelona y miembro de la XAPSLL ha indicado que, en este año de pospandemia, muchas personas en situación de sinhogar se encuentran sin salida. «La protección social no las está protegiendo, no se están dando las respuestas adecuadas para las personas que se encuentran en esta situación» ha indicado. Para Contreras, la vida de las personas que viven en la calle es como una carrera de obstáculos. “Lo importante de esta carrera no es llegar el primero, sino ir haciendo camino. Es una carrera que las personas en situación de sinhogar a menudo deben realizar varias veces. Para llegar a la meta, son necesarios los puntos de avituallamiento, que simbolizan el acompañamiento social, imprescindible para darte el impulso necesario cuando desfallezcas. Al fin y al cabo, no debemos priorizar la medalla que se pueda obtener, sino la satisfacción de llegar ala meta”, ha explicado.

 

 

Por último, las entidades han recordado que, en Barcelona, 895 personas duermen a diario en la vía pública y que 3.046 lo hacen alojadas en equipamientos municipales o de las diversas entidades municipales. Desde el año 2008 y hasta la actualidad, el número de personas que duermen en la calle detectadas por los sucesivos recuentos ha pasado de 658 a 895 personas, lo que supone un incremento del 36%.

 

Cogiendo como referencia a las 2.130 personas alojadas en equipamientos durante el último recuento de 2018, cabe apuntar que se ha producido un incremento del 43% (916 plazas más) para personas en situación de sinhogar en la ciudad de Barcelona. Sin embargo, sigue siendo necesaria la articulación de políticas supramunicipales que hagan frente a las causas estructurales del sinhogarismo, como un sistema de rentas mínimas garantizadas, un cambio en las políticas migratorias que garantice los derechos fundamentales y una mayor accesibilidad a la vivienda por parte de la población en general.

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons