Institucional / 07/02/2017

La pobreza tiene rostro de niño

Publicado por:

Salvador Busquets y sor Lucía Caram aportan argumentos sobre cómo frenar el aumento de la pobreza infantil para proteger a los más vulnerables de la familia

Pobreza sólo hay una sola. Así comenzó su intervención Salvador Busquets, director de Cáritas Diocesana de Barcelona, en la sesión del Lunes de los Derechos Humanos dedicada a cómo frenar el aumento de la pobreza infantil. «Hay una sola pobreza que se manifiesta en todos los ámbitos del ser humano. A veces, hablamos de diferentes pobrezas como si fueran fenómenos aislados pero son varios adjetivos de un único mensaje y, si se segmentan, son ineficaces», argumentó Busquets. A su lado, asentía Sor Lucía Caram, que también participó en este coloquio hablando desde su experiencia y repitiendo, una y otra vez, que «todos somos corresponsables de esta situación».

Pobreza intergeneracional

En el marco del Ciclo de los Lunes de los Derechos Humanos -organizado por Cristianismo y Justicia, Justicia y Paz y Manos Unidas-, Mn. Francesc Romeu presentó a los dos invitados de la sesión, dos expertos en temas sociales: Salvador Busquets y sor Lucía Caram. El director de Cáritas Barcelona fue el primero en intervenir para hablar del aumento de la desigualdad: «La pobreza se está concentrando en familias con niños». Para contextualizar, Busquets destacó que las personas que sufrieron dificultades económicas cuando eran niños tienen un 81% de posibilidades de volver a sufrir de adultos. Y es que la pobreza se ha vuelto intergeneracional: «Desde Cáritas, atendemos terceras generaciones de aquellos que pidieron ayuda hace años», admitió el director de la entidad.

En la misma línea, sor Lucía Caram apuntaba que la pobreza infantil se ha cronificado y «es un problema estructural al que sólo se han ofrecido soluciones aisladas». Los datos hablan por sí mismos, decía, y España es el cuarto país de la Unión Europea en pobreza infantil. La monja contemplativa pidió que se rompa el círculo de la pobreza para que todos tengan igualdad de oportunidades. «El foco debe estar en la infancia pero desde una perspectiva abierta y haciendo un trabajo para que mejoren las condiciones y las oportunidades», concluyó sor Lucia.

Ha un donativo
Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons