Ayuda a necesidades básicas / 08/01/2019

¿Qué podemos hacer con las sobras de Navidad?

Publicado por: Cesca Dos Santos

Se han acabado las fiestas de Navidad y, con ellas, los copiosas comidas que las caracterizan. Pero ha sobrado mucha comida. ¿Es tu caso? Cesca Dos Santos, nutricionista, te da algunos consejos para reaprovechar estos excedentes.

Croquetes-cesca-caritas

Una vez pasadas las comidas de Navidad, queda otra tarea no menos pesada: guardar la comida sobrante. Antes se guardaba en tapers en la nevera. Como todo el mundo estaba tan harto, nadie tenía ganas de pensar que haríamos con los restos. Ahora, antes de guardar, decido qué haré, aunque después puedo cambiar de idea. De esta manera no me preocupa tanto tirar comida porque ya lo tengo pensado.

¿Y cómo lo he hecho este año? ¿Cómo he empezado a “reciclar” toda la comida que me ha quedado?

  • De las verduras que contiene la sopa de Navidad he hecho un puré. Como ya las tenía separadas para servir, simplemente las vierto en la trituradora. Este año, como había cocido una col muy grande, he separado un poco, las hojas más verdes, para otro plato. Si hace falta, añado un poco de caldo para conseguir la textura deseada, pero también se puede utilizar caldo vegetal. Es un puré delicioso para una cena.
  • Con los garbanzos y la col que he separado, se pueden hacer garbanzos estofados con vegetales. Sofreiremos ligeramente una cebolla, añadiré zanahorias en dados, la col que separé, una pizca de comino, pimienta negra y cúrcuma. Pero también podríamos hacer una crema de legumbres, un puré, un humus, unas croquetas frías, …
  • De las carnes haré croquetas o un paté para untar en pan (con la misma receta de las croquetas pero un poco más gruesos). Las croquetas las hago con harina de espelta y bebida vegetal en vez de leche de vaca. Me sirven para acompañar alguna verdura o una ensalada en alguna comida.
  • El caldo sobrante tanto lo podemos utilizar para volver a hervir pasta o como parte integrante de otras preparaciones: arroces, fideos a la cazuela, estofados, guisos, asados, cremas y purés de verduras o pan, …

Por suerte, este año no ha sobrado mucha escudella y sólo me queda para un par de veces, por si quiero hacer sopa. La envaso en recipientes de vidrio con cierre hermético y la congelo. Recuerda que siempre que congelamos en recipientes de vidrio, hay que dejar un par de dedos antes de llegar a arriba y no cerrar el recipiente herméticamente hasta que se haya congelado el líquido. Si no, se nos puede romper al dilatarse.

 

 

Ha un donativo

Nutricionista y autora del blog 'Cuina saludable amb la Cesca'.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons