Sin hogar y vivienda / 18/05/2017

Haciendo visibles a los invisibles

Publicado por: Jordi Julià Sala-Bellsolell

Esta madrugada, voluntarios y trabajadores de Cáritas Diocesana de Barcelona han participado en el Recompte de Persones Sense Llar de Barcelona y Sant Adrià de Besòs para hacer visible el sinhogarismo

1.026 personas durmiendo en la calle, esa es la cifra de personas que viven en situación de sin hogar en la ciudad de Barcelona. Son 85 personas más que el año 2016 (un 8,3% más). A esta cifra hay que añadirle 415 personas que duermen en asentamientos irregulares, y 1.954 en equipamientos municipales y de las entidades sociales que conforman la XAPSLLB (Xarxa de Persones Sense Llar de Barcelona).

Gracias a la labor de los más de 1.000 voluntarios, esta madrugada se ha podido realizar el recuento, y para conocer la logística hemos querido hacer un seguimiento a pie de calle.


Los preparativos del recuento están listos desde hace días, y el Distrito de Horta-Guinardó lo tiene todo preparado desde las ocho de la tarde para formar a los voluntarios y darles las pautas y documentación que necesitan. Los voluntarios también reciben un refrigerio proporcionado por Aramark, una la Entitat amb Cor dedicada a la alimentación que colabora ocasionalmente con Cáritas Diocesana de Barcelona.

En Horta-Guinardó cuentan con 76 voluntarios que se han dividido en cuatro barrios del Distrito. Los coordinadores forman parte de diversas entidades y Joan, de la Comunidad de Sant’Egidio, es uno de ellos. “El año pasado se contabilizaron 30 personas durmiendo en las calles de Horta-Guinardó”, nos indica. Es el segundo año que participa, y afirma que “la buena noticia es no encontrar a nadie durmiendo en la calle, a pesar de que los voluntarios quieran encontrarlos”.

Hablando con distintos voluntarios, conocemos a Eloi y María Teresa. Eloi es el segundo año que participa en el recuento. “Soy voluntario de Arrels desde hace dos años y medio, y la tarea que se realiza con las personas en situación de sin hogar es necesaria para ser una sociedad más cercana y humana”. María Teresa es el primer año que participa, y también colabora puntualmente con la Cáritas Parroquial de su barrio. “Siempre intento echar una mano. Hay que ser solidarios y ayudar a las personas vulnerables para que recuperen la esperanza”, dice.

Tras conocer la logística de Horta-Guinardó, nos trasladamos en el Distrito del Eixample. Allí acompañamos a Mariona y Bea, las compañeras de grupo con las que recorreremos parte del barrio de l’Antiga Esquerra de l’Eixample. Mariona es bibliotecaria de Santa Coloma de Gramenet, y es el 3er año que hace de voluntaria. “He colaborado con Arrels y Sostre, y esta es una tarea muy necesaria para que se puedan trabajar mucho mejor las medidas para hacer frente a la situación de las personas que viven en la calle”, afirma. Bea es el primer año que participa en el recuento, y cree que los ciudadanos debemos involucrarnos en todo lo que beneficie a los vecinos y vecinas de Barcelona.

Tras recorrer el cuadrante indicado durante una hora y media, contabilizamos dos personas durmiendo en la calle. Puede parecer una cifra poco relevante, pero la meta es que la cifra de 1.026 personas en situación de sin hogar llegue a 0.

Si tú también quieres ayudarnos, apúntate al Recuento de 2018!

Ha un donativo

Politólogo especializado en Comunicación Política y Social. Trabajando para sensibilizar y denunciar desde el Área de Comunicación y Relaciones Institucionales de Cáritas Diocesana de Barcelona. Dando voz a las personas vulnerables podremos construir una sociedad más justa.

Leave a Reply

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons