Migración / 15/09/2019

Fronteras físicas e invisibles. ¿Cómo superarlas?

Publicado por: Imma Mata

29Todos tenemos que hacer un esfuerzo de integración mutuo para crear una sociedad más justa e igualitaria, donde prevalezca la igualdad de oportunidades y donde nadie sufra ningún tipo de discriminación

refugiats-siris-mar-mediterrania
Foto: Sergi Càmara

Nuestro mundo está dividido en fronteras, físicas -naturales y políticas- e invisibles, pero la necesidad no conoce de fronteras y por infranqueables que sean, se acaban superando. De eso en Cáritas tenemos mucha experiencia, a diario acogemos a personas que vienen de todo el mundo y que han superado barreras que parecen imposibles de atravesar, como el desierto del Sáhara o el mar Mediterráneo en una patera.

Los motivos son diversos, pero nunca la libertad. Siempre se trata de una movilidad forzada por una situación adversa en el país de origen, o varias: una guerra, hambre, falta de oportunidades, de esperanza, de futuro… Todas las personas inmigradas vienen con una mochila llena de dolor y de adversidad y, cuando llegan a casa, se encuentran una vida muy dura, entre otros motivos por la irregularidad administrativa y, a veces, por nuestra recibida.

Ser irregular en nuestro país significa que no estás autorizado ni a vivir ni a trabajar, con lo cual estás obligado a pasar desapercibido. No puedes circular libremente por la calle, por miedo a ser detenido, internado en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y expulsado, y tienes que trabajar en la economía sumergida hasta el momento que obtengas tu autorización de residencia y trabajo, que, en el mejor de los casos, no será hasta que lleves tres años en el país y siempre y cuando tengas un contrato de trabajo de un año.

Por lo tanto, dureza en el origen del proceso migratorio, en el tráfico y en el destino. Ante tanto sufrimiento, desde Cáritas pedimos:

A las Administraciones:

  • Que se intensifique la cooperación internacional con los países de origen de las migraciones para que las personas no se vean obligadas a emigrar.
  • Que se desarrollen vías legales para que las personas que quieran o necesiten emigrar puedan hacerlo de una manera segura, sin jugarse la vida durante el viaje ni caer en manos de las mafias de contrabando o tráfico de personas.
  • Que la vida y seguridad de cada persona migrante esté por encima de cualquier política de control de flujos migratorios.
  • Que se flexibilicen las vías para obtener autorización de residencia y trabajo en nuestro país de manera que las personas puedan vivir y trabajar en libertad y dignidad, evitando así la precariedad y explotación laboral que muchas veces sufren en la economía sumergida.
  • Que se protejan a los niños extranjeros que están solos, para que prevalezca su condición de menores por encima de la de extranjeros, de acuerdo con la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.

A la sociedad:

  • Promover la integración de las personas inmigradas, entendida como un proceso de adaptación recíproco o bidireccional, en el que reconozcamos y valoremos la riqueza cultural de las personas recién llegadas y la de nuestra sociedad de acogida.
  • Valorar positivamente la diversidad cultural, ideológica, religiosa y las diferentes maneras de vivir de cada uno. Hoy nuestra sociedad es diferente, diversa y formada por personas de orígenes diferentes, donde todos debemos tener una cultura pública común, basada en los valores de la democracia, la libertad y los derechos humanos.

Todos tenemos que hacer un esfuerzo de integración mutuo para crear una sociedad más justa e igualitaria, donde prevalezca la igualdad de oportunidades y donde nadie sufra ningún tipo de discriminación.

Está en juego nuestro futuro.

Ha un donativo

Abogada del departamento de migración, que coordina desde 2008, de Cáritas Diocesana de Barcelona. Es miembro de la Comisión de Extranjería y de la Comisión de defensa de los derechos de la persona del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons