Familia e infancia / 05/01/2021

Shhhh … ¡es un secreto!

Publicado por: Cáritas Diocesana de Barcelona

Es el secreto mejor guardado del mundo, pero los mayores de casa sabemos que los Reyes Magos somos nosotros, los padres y las madres. Somos los que conocemos mejor a nuestros hijos, y sabemos lo que desean, aunque no lo hayan escrito en sus cartas. Los padres y las madres pensamos en lo que necesitan, en lo que les puede ser útil, pero también en lo que nos podemos permitir.

Vuelve a ser Navidad, también en el Espacio Polivalente Roquetas de Cáritas, situado en la Parroquia de Santa María Magdalena. Es una Navidad diferente, marcada por la COVID-19 y la crisis social que se deriva. Este ha sido un año difícil para todos, pero especialmente para las familias más vulnerables que acogemos y acompañamos desde este proyecto.

Desde el Espacio Polivalente Roquetes constatamos la fragilidad de muchas de las familias que vienen a la Parroquia. Como quien va a casa buscando un cobijo, un espacio de acogida, caras amigas, una infusión caliente o una conversación tranquila, el espacio ofrece un momento de calma en las difíciles vidas de muchas de estas personas. En los encuentros, las familias nos manifiestan cosas como: «Tengo un desahucio a principios de año», «No he cobrado el ERTE», «Estoy solo y nadie me ayuda», «A veces no tengo fuerzas para llevar a la niña en la escuela” o “No puedo soportar más esta situación». Intentamos buscar soluciones con las familias, las acompañamos en el difícil camino de la vulnerabilidad social y económica.

Por eso nos ha emocionado que esta Navidad, y gracias a una treintena de cajitas Mapfre acompañadas de una tarjeta con una cantidad económica, los padres y las madres hayan tenido la oportunidad de comprar los regalos de Reyes de sus pequeños. Creemos que es imprescindible que los niños reciban el regalo que deciden sus padres, y no «lo que toca por la campaña de Reyes». El sistema familiar se ordena y se empodera cuando cada uno ocupa su lugar, y con acciones como esta lo hacemos posible.

Antes de Navidad, citamos a las familias y les dijimos: Shhhh… ¡es un secreto! Que no salga de aquí…: los Reyes son los padres. Y los padres y las madres deben poder comprar juguetes, ofrecer una comida especial o una muda para estrenar. Dimos las cajitas Mapfre con la tarjeta regalo dentro, y las reacciones de las familias no se hicieron esperar. Fueron muy diversas, sobre todo de sorpresa y agradecimiento:

Carla * nos miraba con incredulidad. Su familia está pasando un momento difícil, y cogiéndonos fuerte las manos, lloraba diciendo: «A pesar de que estoy sola, sois mi familia». Vicky hizo un salto de la silla, alzó la cajita y comenzó a bailar con su gracia africana, como si diera las gracias al Dios del Sol. Olga, antes de coger la tarjeta, nos preguntó: «Para Sara también? Ella lo necesita». Asentimos, y sin coger su regalo corrió a buscar el móvil para llamar a Sara y explicarle la buena nueva. Paula abrió los ojos como platos diciendo: «por lo tanto, yo ya soy de aquí», leyéndolo como un gesto inequívoco de pertenencia a la gran familia. Aina vino con su hija mayor, y corrió hacia la ventana, la abrió, y observando el skyline de Barcelona gritó en dirección a las Torres Mapfre: «Gracias!». Gina, mirarnos y dijo: «Este año compramos nosotros los regalos y no vosotros, ¡qué bien!». ¿Cuántas veces el «vosotros» ha suplantado el papel de los padres a la hora de dar respuesta a las necesidades de sus niños?

 Juntos hemos conseguido que, a pesar de la pandemia y la fragilidad, la magia de Navidad haya podido llegar a los hogares de los más vulnerables.

* Nombres ficticios

Ha un donativo
infocaritas@caritas.barcelona

Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro de la Iglesia católica. Nuestra misión es acoger y acompañar a las personas en situación de pobreza y exclusión social, para que sean protagonistas de su desarrollo integral, desde el compromiso de la comunidad cristiana. Los tres objetivos de Cáritas son promover, orientar y coordinar la acción social; sensibilizar a la sociedad y denunciar situaciones de injusticia social. Queremos construir un mundo donde los bienes de la Tierra sean compartidos por toda la humanidad desde la dignidad de la persona, desde el trabajo por la justicia social y desde la solidaridad y el compartir fraterno.

Deja una respuesta

Apúntate a nuestra newsletter
imatge de tancament

Ayúdanos a ayudar

Haz un donativo
Simple Share Buttons